AvaiBook es quien factura las comisiones al propietario, independientemente de que él asuma o no las comisiones o se produzca o no la reserva al final, porque:

AvaiBook solo emite facturas a los propietarios o gestores de los alojamientos, ya que son quienes contratan el servicio.
Con lo cual al viajero no podemos facturarle ya que no es nuestro cliente, nosotros somos un intermediario. 

AvaiBook factura y realiza el proceso de desglose de movimientos en el momento en que llega la reserva. Por tanto, aunque como propietario o gestor, no recibas físicamente el dinero, el dinero sí figura en tu saldo de AvaiBook.

Por lo tanto, AvaiBook te entrega el dinero total que paga el viajero menos las comisiones que tienes tú como cliente. Lo que ocurre es que, por la garantía anti-fraude, la política de cancelación que tengas configurada u otro tipo de retención manual que puedas tener por razones administrativas el dinero figura como saldo en custodia, pero no deja de ser un dinero que está en tu ficha de cliente y que te enviaremos en la fecha configurada. 

El período de facturación puede ser: diario o mensual (último día del mes).

Con cada factura generada se avisará por correo electrónico al propietario de que ya puede visualizarla/descargarla.


Otros enlaces de interés:

Recuerda que siempre puedes consultar nuestra base de conocimientos completa en:

¿Encontró su respuesta?